La ciudad solitaria

Solitarios solidarios

Entre los buenos momentos de lectura que me ha proporcionado el confinamiento está ‘La ciudad solitaria’ (Capitán Swing), un ensayo de la escritora Olivia Laing. Nos habla de una situación que estas semanas ha experimentado mucha gente en todo el mundo: la soledad e incluso el aislamiento físico, especialmente en las grandes ciudades. Laing parte de

‘La ciudad solitaria’, un libro sobre el arte de estar solo

¿Cómo afecta la soledad a nuestro cuerpo? ¿De qué manera el arte o la creatividad pueden ayudarnos cuando estamos aislados? Estas y otras cuestiones son planteadas por Olivia Laing en La ciudad solitaria (2017, Capitán Swing). Ensayo que, cuando fue publicado, nada hacía presagiar la situación de confinamiento que ahora vive gran parte de la humanidad.  Tampoco su autora,

Olivia Laing: “La soledad no significa fracaso”

En estos días extraños en los que la soledad le ronda la cabeza a tanta gente, la que está sola, la que se siente sola y la que nunca lo ha estado; esa soledad que ahora es, como dice Bernardo Atxaga, la del preso que cuenta los días y resiste, la del peso del mundo cercano

Cuando la soledad es colectiva

Como James Stewart en La ventana indiscreta de Hitchcock, en estos días de confinamiento, muchos hemos reparado a través de nuestros cristales –puede que incluso por primera vez– en esos huecos de luz al otro lado de la calle: pequeños cuadros vivos que enmarcan escenas cotidianas que hasta hoy nos habían sido perfectamente invisibles. ¿Son esto las ciudades? ¿Bloques

De Hopper a Andy Warhol: el arte de la soledad y el aislamiento

“Imagina que es de noche y estás al lado de una ventana, en la planta número seis, o en la diecisiete, o en la cuarenta y tres de un edificio. La ciudad se presenta como un conjunto de celdillas: cien mil ventanas, unas oscuras, otras inundadas de luz verde, blanca o dorada”, escribe Olivia Laing en el

Olivia Laing aborda en ‘La ciudad solitaria’ la vida y obra de artistas poco gregarios

Olivia llegó a Nueva York, hace tres años, por amor. Tenía 30 años y, cuando esperaba vivir la mejor etapa de su vida, se encontró con el desastre. Al poco tiempo su relación sentimental se rompió y, en lugar de un lugar de acogida, se vio en la más absoluta soledad en medio de una

“Nos estamos volviendo conscientes del precio de no tener acceso al mundo físico”

Yo no quería hacer esta entrevista. Son días extraños, estoy disperso, sin ganas de trabajar. Pierdo el tiempo. Hago lo imprescindible. Se lo había dicho a mis compañeras de La Marea, que no me sentía con ánimo. Pero comencé a leer La ciudad solitaria, de Olivia Laing (Capitán Swing, traducción de Catalina Martínez Muños), al principio

“Internet no sustituye el contacto físico. Tras el coronavirus necesitaremos abrazarnos”

La estigmatización de la soledad. Ese es uno de los temas principales de su libro “La ciudad solitaria” (Capitán Swing) y en es estos días cuando estamos constatando ese hecho al estar confinados. ¿Cree que ahora nos daremos cuenta del error que supone el estigmatizar la soledad? Espero que así sea. En estos días nos

Olivia Laing: “Con esta situación se quitará el estigma a la soledad y entenderemos que nos pertenece a todos”

Tras una ruptura sentimental que la había llevado de su Inglaterra natal a vivir en la Gran Manzana la escritora Olivia Laing (Chalfont Saint Peter, 1977) comenzó a sentirse sola. Y solitaria, de una manera que nunca antes había experimentado. Entonces esta autora, experta en arte y literatura que publica en The Guardian y Finantial Times, decidió estudiar esa soledad, recopilar estudios

La más pura soledad rodeada de gente

Podría ser cualquiera. El hombre que se aprieta un chato de vino en la barra del bar. La joven estudiante que se agarra a una barra del metro. La anciana que ve pasar la tarde en un banco del parque. ¿Quién está solo en Madrid? Uno se imagina que toda esta gente volverá a casa

Juan José Millás: “Llego a muchos libros por olfato”

El autor charla sobre lecturas con Berna González Harbour. Acaba de publicar ‘Que nadie duerma’ y recomienda dos libros de Capitán Swing ‘Armas de destrucción matemática’ y ‘La ciudad solitaria’.

Olivia Laing: Aventuras en el arte de estar solo

Cuando el filósofo Michel Focault impartía sus cursos de Historia de los sistemas de pensamiento en el Colegio de Francia sus clases se abarrotaban. El aula tenia capacidad para trescientas personas, pero nadie quería quedarse fuera y cualquier espacio libre quedaba ocupado. Cada miércoles, al terminar su disertación, los alumnos se abalanzan sobre su escritorio

Cinco aproximaciones a la soledad y al silencio

Empezamos este recorrido hablando de la soledad creativa con August Strindberg y lo acabamos volviendo a la soledad, de la mano de la autora británica Olivia Lang y su ensayo La ciudad solitaria. Aventuras en el arte de estar solo (Capitán Swing). Se trata de un interesantísimo trayecto que parte de la propia biografía de

Calles llenas de gente sola

La historia de la literatura contiene la historia de las ciudades, de su construcción, de su crecimiento y de la fascinación que provocan, pero también del pánico y la soledad a los que pueden abocar a sus habitantes. En la ciudad se es libre y anónimo, pero los flâneurs que en sus paseos relajados se

Olivia Laing en Nueva York

«Estaba obsesionada por encontrar relaciones, pruebas físicas de que otras personas habían pasado por lo mismo que yo y, mientras vivía en Manhattan, empecé a reunir obras de arte que parecían articular la soledad o sufrirla». Así describe Olivia Laing el contenido de La ciudad solitaria. Aventuras en el arte de estar solo (Capitán Swing,

La soledad que nos invade

Mónica tiene 74 años. Viuda sin hijos. No le queda más familia que la mujer de un primo que de vez en cuando la llama para ver qué tal está y la ayuda del servicio de teleasistencia de Atenzia. Era chilena. Era porque desde que salió de su país hace 50 años siempre se sintió

Olivia Laing: “Hay que combatir el estigma que rodea la soledad”

POR EL RÍO OUSE, donde ella nadaba en verano y Virginia Woolf se suicidó, discurrió el comienzo de la carrera literaria de Olivia Laing (Reino Unido, 1977), una de las voces más interesantes del panorama literario anglosajón actual. Laing dejó aparcado su trabajo como periodista hace ocho años y emprendió su primer viaje narrativo en

La vergüenza de estar solo «La ciudad solitaria» es un libro que habla de la soledad no deseada y sus consecuencias

Este libro va más de gente rara que de gente sola. Aunque puede que una cosa lleve a la otra, y viceversa. En este mundo lleno de hogares solitarios es habitual la defensa de la soledad como una elección, pero la autora de este libro afirma lo contrario. Olivia Laing comienza su ensayo narrando la

La ciudad solitaria

Imagina que es de noche y estás al lado de una ventana, en la planta número seis, o en la diecisiete, o en la cuarenta y tres de un edificio. La ciudad se presenta como un conjunto de celdillas: cien mil ventanas, unas oscuras, otras inundadas de luz verde, blanca o dorada. Muchos seres desconocidos

“La soledad consiste en la falta de intimidad”

La escritora y crítica literaria Olivia Laing (Reino Unido, 1977) llega a Nueva York siguiendo los impulsos de una relación amorosa que pronto se convertirá en fugaz. De repente, se ve a sí misma en una gran urbe en la que la multitud se observa todo el tiempo, pero en la que nadie se reconoce.

El arte de estar solo

“La soledad es personal y es también política”. Entendemos que política, aquí, está reflejando su significado más depurado: la polis, la ciudad, su gobierno y nuestra intervención en ella. “La soledad es colectiva: es una ciudad”. Olivia Laing (Reino Unido, 1977) recurre a la metáfora: uno mismo se basta para ser ciudad, uno mismo contiene

La ciudad de los artistas solitarios

La tarde 30 de octubre de 1985 Andy Warhol firmaba ejemplares de su libro de fotografías America en la librería Rizzoli de la calle 57 cuando una chica muy guapa se acercó y le arrancó la peluca. La expectante cola de admiradores vio entonces la calva que Warhol escondía desde que muy joven empezó a

‘La ciudad solitaria’ en Siglo 21, de Radio 3

Olivia Laing presenta ‘La Ciudad solitaria’ en Siglo 21, de Radio 3 (a partir del minuto 39).

Teoría de la soledad

Algunos de los mejores textos literarios y ensayísticos surgen de una experiencia personal que deja huella en sus autores. Este es el caso de La ciudad solitaria. Aventuras en el arte de estar solo, escrito por Olivia Laing (Brighton, Reino Unido, 1977) durante una estancia en Nueva York, ciudad en la que se sintió sola

La ciudad solitaria. Aventuras en el arte de estar solo

La soledad es una emoción, un malestar, un sentimiento. De una forma u otra está presente en algún periodo de nuestras vidas. A veces, se instala en las personas de modo permanente y condiciona su manera de estar en el mundo. Los artistas, por su sensibilidad y por su trabajo, son terreno abonado a la

La soledad es multitud

Tras un desamor, al aterrizar en una nueva ciudad, por bancarrota. A la soledad se puede llegar de muchas maneras: al enfermar, con una depresión, por el fin de una amistad. Y se puede estar solo en medio de la multitud, ya sea en Nueva York, Londres o Madrid. Se puede estar solo en la

La epidemia de la soledad ya supera a la obesidad como amenaza para la salud

Uno, su cuerpo, su silencio y nada más, excepto la locomotora incesante de la vida real: 24 horas que se repiten y se repiten y se repiten… en soledad. Tan solo que podría morirme es el crudo título con el que un grupo de investigadores estadounidense alertó en agosto de lo que ya existe: la

De mis soledades vengo

Hay, con respecto a Nueva York, un malentendido que resulta ya casi imposible de aclarar, pero esta cronista que es tozuda lo intenta, como intenta, infructuosamente, cambiar la imagen que de ella se hicieron los lectores en un primer vistazo. Ocurre que la idea que tenemos de esa ciudad está prisionera en su mayor parte

La ciudad solitaria

¿Qué significa estar solo? ¿Cómo vivimos si no estamos íntimamente comprometidos con otro ser humano? ¿Cómo nos conectamos con otras personas? ¿La tecnología nos acerca más o nos aísla detrás de las pantallas? Cuando Olivia Laing se mudó a Nueva York, a los treinta y tantos años, se encontró habitando la soledad diariamente. Cada vez