K2. Enterrados en el cielo

K2. Enterrados en el cielo, de Peter Zuckerman y Amanda Padoan

10 de mayo de 1996: quince personas de diferentes expediciones fallecen en el Everest (8.848 metros); seguramente es una de las mayores tragedias ocurridas en el Himalaya. A raíz de los hechos, el periodista Jon Krakauer, que iba de cliente en una expedición comercial con la intención de redactar un artículo para la revista Outside, escribió

El efecto de la pasión

Prensa - Capitán Swing

A Jon Krakauer no le falta razón cuando señala que ‘K2. Enterrados en el cielo’ es uno de los más grandes libros sobre el montañismo. Escrito por el periodista Peter Zuckerman y la alpinista Amanda Padoni, es un relato imprescindible para todos los amantes de la literatura y del Himalaya. Rara es la ocasión en

Un clásico comparable a los grandes títulos sobre tragedias en la montaña

Prensa - Capitán Swing

“K2. Enterrados en el cielo” recrea la tragedia que ocurrió en agosto de 2008 en la segunda montaña más alta de la tierra, y quizá la más peligrosa junto al Annapurna. El K2 tiene 8.611 metros de roca y hielo, y una terrible leyenda negra: “En el año 2008, la tasa de mortalidad de quienes

¿Por qué subimos? K2, la mortífera frontera que precede al cielo

Prensa - Capitán Swing

En la cordillera del Karakórum, en una sección del Himalaya localizada en la frontera entre China y Pakistán, se erige un monumento a la aventura y a la muerte con forma de colmillo de tiburón. Su nombre original,Chogori, significa “Puerta de entrada al cielo”. En la actualidad, la mayoría lo conocemos por otra manera de

K2. Enterrados en el cielo

Cuando Edmund Hillary conquistó el Monte Everest, el sherpa Tenzing Norgay estaba a su lado. De hecho, en todas las ocasiones en que los occidentales han subido el Himalaya, los sherpas han sido, en el fondo, los héroes olvidados. En agosto de 2008, cuando once escaladores perdieron la vida en el K2, probablemente la montaña