10º Aniversario
¡El capitán cumple diez años!
descúbrelo
Sinopsis

El diseño no tiene por qué ser complicado, y por eso esta guía de diseño centrado en el ser humano muestra que la usabilidad es tan importante como la estética. Incluso los más inteligentes pueden sentirse ineptos al no saber qué interruptor de la luz o del horno hay que encender, o si hay que empujar, tirar o deslizar una puerta. La culpa, argumenta este ingenioso —incluso liberador— libro, no la tenemos nosotros, sino el diseño de productos que ignora las necesidades de los usuarios y los principios de la psicología cognitiva. Los problemas van desde los controles ambiguos y ocultos hasta las relaciones arbitrarias entre controles y funciones, pasando por la falta de retroalimentación u otro tipo de ayuda y las exigencias irrazonables de memorización. El diseño de las cosas cotidianas muestra que un diseño bueno y usable es posible. Las reglas son sencillas: hacer que las cosas sean visibles, explotar las relaciones naturales que unen función y control, y hacer un uso inteligente de las restricciones. El objetivo: guiar al usuario sin esfuerzo hacia la acción correcta en el control correcto en el momento adecuado. El diseño de las cosas cotidianas es un poderoso manual sobre cómo —y por qué— algunos productos satisfacen a los clientes y otros solo los frustran.

Traducción de Esther Cruz Santaella