Colección Especiales

País en llamas

Los sirios en la revolución y en la guerra

Robin Yassin-Kassab, Leila al Shami

Traducción de Begoña Valle
comparte:

En 2011, muchos sirios tomaron las calles de Damasco para exigir el derrocamiento del Gobierno de Bashar al Asad. Hoy, gran parte de Siria se ha convertido en una zona de guerra y el país está al borde del colapso. Este libro explora la compleja realidad de la vida en la actual Siria con unos detalles y una sofisticación sin precedentes, aprovechando nuevos testimonios de primera mano de combatientes de la oposición, exiliados perdidos en un archipiélago de campamentos de refugiados y valientes defensores de los derechos humanos.

El periodista Yassin-Kassab y la activista de derechos humanos Al Shami entrelazan expertamente estas historias con un análisis incisivo de la militarización del levantamiento, el surgimiento de los islamistas, la guerra sectaria y el papel del Gobierno sirio en exacerbar la brutalización del conflicto. A través de estas cuestiones y de una amplia gama de materiales de fuentes secundarias, los autores sostienen que la comunidad internacional ha fracasado en sus compromisos declarados de apoyar a los movimientos de oposición sirios. Cubriendo el Estado Islámico y el islamismo, la geopolítica regional, las nuevas organizaciones revolucionarias de base y la peor crisis de refugiados desde la Segunda Guerra Mundial, estamos ante una mirada vívida y pionera sobre una de las mayores pesadillas políticas y humanitarias modernas.

Ficha técnica

ISBN: 978-84-946453-7-2 PVP: 20 € 352 páginas Tamaño: 14x22 cm Encuad: Rústica con solapas Portada en alta calidad

Robin Yassin-Kassab

Londres (Reino Unido), 1969
Excepto por seis meses en Beirut, Yassin-Kassab creció en Inglaterra y Escocia. Es un prestigioso y riguroso comentaris...

Leer más »

Leila al Shami

Bloguera británico-siria, que trabajó en Damasco con la valiente abogada por los derechos humanos Razan Zaitune, secue...

Leer más »
«Yassin-Kassab y Al Shami subrayan la importancia de dejar hablar a los sirios, esas voces que probablemente no escucharemos en las noticias» The New York Times