Las chicas del Radio

Las Chicas del Radio

Después de la Primera Guerra Mundial, unas jovencísimas pintoras de esferas de relojes comenzaron a enfermar misteriosamente en varias fábricas estadounidenses debido a la manipulación de un desconocido y aparentemente “mágico” elemento químico. Como nos cuenta el recientemente publicado libro Las chicas del radio (Capitán Swing), que rescata la investigación de Kate Moore sobre aquellas mujeres que murieron intoxicadas por

Amianto, metales pesados y bisfenol: ¿conspiración de silencio?

La historia de la industrialización es también la historia de la producción de tóxicos industriales para el ser humano y/o el medio ambiente. Esos tóxicos tuvieron que ser prohibidos en algunos casos (el plomo en las pinturas comerciales o en la gasolina, los hidrocarburos clorados en pesticidas como el DDT, etc.) o al menos regulados

El principio de precaución

Lo nuevo, lo recientemente descubierto en ciencia puede esconder aplicaciones muy ventajosas para los humanos, pero también serios riesgos, por lo que es conveniente aplicar lo que se denomina “Principio de precaución”: no apliques algo hasta no estar razonablemente seguro (nunca se está) de que no tiene consecuencias negativas. Las medidas de las agencias nacionales del

Las muchachas radioactivas

Cuando Catherine Wolfe Donohue llegó al almacén de la Radium Dial Company, en Illinois, a finales de la Primera Guerra Mundial, no podía ser más feliz. Para una obrera joven, de apenas 18 años, no había mejor trabajo que pintar esferas en los relojes de la compañía. Se trataba de una labor muy puntillosa, que

Las chicas de la radio

El 5 de febrero de 1925, Marguerite Carlough puso una denuncia en Nueva Jersey contra una empresa que fabricaba esferas luminosas. Tenía entonces poco más de veinticinco años pero se encontraba en unas condiciones deplorables. Lo peor, su mandíbula se estaba desintegrando. Marguerite estaba convencida que la degradación de su cuerpo se debía a su

Brillantes de noche, radioactivas todo el día: la lucha obrera de las chicas del Radio

Era lo más cerca que Katherine Schaub iba a estar nunca del “sol líquido”, como se referían al Radio en los años 20. Las muchachas de clase obrera como ella no podían permitirse los dentífricos mezclados con el elemento milagroso que garantizaba una sonrisa perlada ni los tónicos de rejuvenecimiento, aunque esto aún no lo

Las chicas del radio

La increíble historia real de las mujeres que lucharon en Estados Unidos contra un peligro oculto: el radio, un elemento químico recién descubierto por los Curie, que acaparaba grandes titulares en todo el país como el nuevo milagro de belleza y la droga mágica de la comunidad médica. Como loción corporal o tónico facial, el