El mapa fantasma

El cura y el anestesista: la extraña pareja que contuvo una posible pandemia

Uno de los actuales reclamos turísticos de Londres es el cosmopolita barrio del Soho: allí conviven pequeñas tiendas con grandes almacenes, teatros y salas de conciertos, restaurantes de toda clase y lugar, y bares que abren «all day long». Un sitio despreocupado y alegre en el que vaporosos vestidos de todos los colores ondean como banderas en centenares

La Tierra es redonda: de olores y coronavirus

Es cierto, eso es algo inventando por el ser humano, pero: ¿llegarías a pensar sin ayuda que es redonda la Tierra? En 1854, Londres sufrió uno de los peores brotes de cólera de su historia. La historia del brote y de su investigación la cuenta el escritor Steven Johnson en su libro ‘El mapa fantasma’, publicado en

Steven Johnson: “Europa y EEUU creían que las pandemias solo ocurren en otros lugares”

Periodista científico, Steven Johnson (Estados Unidos, 1968) narra en «El mapa fantasma» (Capitán Swing) cómo el brote de cólera ocurrido en Londres en 1854 cambió la ciencia y cómo su estudio influyó en la sociedad moderna. ¿Por qué tuvo tanta importancia? En ese momento, por primera vez fue realmente posible creer que las ciudades podrían

Steven Johnson explora el cólera en el Soho londinense

Si leyéramos descontextualizadamente sobre hurgadores de río, recolectores de huesos, acopiadores de excrementos y otros carroñeros tan prodigiosamente especializados, pensaríamos más en un escenario de colapso de la civilización que en el que realmente les corresponde: la maloliente Londres de mediados del siglo XIX, que no paraba de crecer. Steven Johnson (Washington, 1968) se fija

La inesperada muerte de la señora Eley que descubrió cómo combatir las epidemias

Aquel verano de 1854 fue especialmente caluroso. Los 60 trabajadores de la fábrica de cerveza Lion Brewery apuraban cada día todo el licor de malta que les daban como parte de su salario. Y gracias a eso se salvaron. Tenían a mano el pozo de Broad Street, un surtidor de agua muy apreciado en la

Steven Johnson: “El análisis de los datos es nuestra mejor defensa”

El escritor estadounidense Steven Johnson escribió ‘El mapa fantasma’ (Capitán Swing) hace más de una década, pero el coronavirus lo ha puesto de nuevo en boga, con su reciente publicación en España. El libro es un ‘thriller’ científico sobre la epidemia de cólera de 1854 en el Londres victoriano, pero también un relato muy actual sobre los cambios profundos

La investigación que detuvo un demoledor brote de cólera y cambió para siempre las ciudades

A mediados del siglo XIX muchos creían todavía que la enfermedad tenía un comportamiento moral. Un pérfido argumento del que se servían las clases acomodadas para achacar a los estratos más bajos una suerte de merecimiento vírico. La ciencia tuvo a bien demostrar que la cifra de muertos entre las clases pobres no era desproporcionada porque estas sufrieran de

Hasta las peores pandemias enseñan cómo derrotarlas

El mapa fantasma, una obra que se escribió hace 15 años, hoy cobra mucha vigencia. Se refiere a un brote de cólera, pero ayuda a conocer una arista desconocida de las peores y más letales enfermedades infecciosa, también del nuevo coronavirus COVID-19: las pandemias enseñan como derrotarlas. La reseña de la editorial Capitán Swing describe

El devastador brote de cólera que revolucionó la ciencia y modernizó las ciudades

A mediados del siglo XIX, el Londres victoriano era la metrópolis más boyante de Europa y la más poblada del planeta, con 2,4 millones de habitantes. Una posición de vanguardia que lógicamente incurría en incontables efectos nocivos: semejante concentración de personas, un proceso que se había precipitado en un puñado de décadas, había convertido a la capital inglesa

Cómo el brote de cólera del Londres victoriano nos demostró la importancia de los rastreadores en las epidemias

El 2 de septiembre de 1854, la bulliciosa parroquia de Broad Street, en el Soho londinense, se quedó muda. En un solo día fallecieron de cólera 70 vecinos, mientras otros cientos agonizaban aquejados de la misma enfermedad. No era la primera vez que la ciudad se enfrentaba a un brote, pero ese parecía ser especialmente grave:

El mapa fantasma: Y Dios hizo la bacteria

Durante el verano de 1854, se detectó un brote de cólera que acabaría con cientos de personas. La primera noche murieron 500 individuos. La mortalidad provocada por la bacteria Vibrio Cholerae se confundía con lo que se conocía como Miasma, con la falta de higiene entre las personas y con una salubridad muy deficiente que convertía las

Steven Johnson: “Si desaparecieran todas las bacterias de la tierra, la vida se detendría”

En una oscura semana de hace más de 150 años, el miedo y el sufrimiento se apoderaron de Londres. Con dos millones y medio de habitantes embutidos en un perímetro de apenas cincuenta kilómetros, la capital inglesa era la mayor ciudad del momento. En agosto de 1854, un brote de cólera se expandió desde una fuente pública en

Steven Johnson: “Esta pandemia ha puesto el foco en un problema que tenemos que resolver: la desigualdad”

Agosto de 1854. Londres era una ciudad sucia y gris, llena de recolectores de huesos, hurgadores de barro, limpiadores de excrementos o cazadores de cloacas. Aquellos trabajos eran los de las clases bajas, los más pobres, que vivían hacinados en el barrio del Soho donde la suciedad y las enfermedades apenas dejaban espacio a la

El mapa fantasma

En el verano de 1854, Londres estaba emergiendo como una de las primeras metrópolis modernas del mundo. Pero, al carecer de la infraestructura necesaria para mantener a su población en rápida expansión —eliminación de residuos, agua limpia, alcantarillado—, la ciudad se convirtió en el caldo de cultivo perfecto para un brote de cólera, una enfermedad