Diccionario

Palabra por palabra

«El idioma nos parece una fortaleza que debe defenderse, pero una mejor analogía sería un niño. Le damos amor y cuidados, y una vez que este desarrolla sus capacidades motrices empieza a dirigirse exactamente allí adonde no queremos: derecho a los puñeteros enchufes». Con ingenio e irreverencia, la lexicógrafa Kory Stamper nos abre las puertas