Bombas

Nagasaki

La explosión destruyó las fábricas, las tiendas y los hogares y mató a 74.000 personas mientras que hería a otras 75.000. Las dos bombas atómicas señalaron el final de una guerra global, pero para las decenas de miles de supervivientes fue el comienzo de una nueva vida marcada con el estigma de ser hibakusha (afectados

Bombas fuera

En el apogeo del esfuerzo bélico estadounidense, la aviación norteamericana encargó a John Steinbeck que escribiera Bombs Away, un informe esencial en tiempo de guerra y un relato verídico de sus experiencias con las tripulaciones de bombarderos durante la Segunda Guerra Mundial. Ahora, por primera vez desde su