Guía de las Malas Feministas

notodo.com » 22.08.2017

comparte:

El club de los cinco (libros imprescindibles)

No voy a ser tan pedante como para decirte que antes de leer con humor a Caitlin Moran, hacerte fan de Lena Dunham o seguir los pasos en el feminismo de Emma Watson debes haber analizado lo que significa ser el segundo sexo junto a Simone de Beauvoir o haber recorrido la historia de la independencia femenina desde una habitación propia con Virginia Woolf.

El manual del buen feminismo está obsoleto, sobre todo cuando por fin, en pleno siglo XXI y en el marco de una sociedad que sigue siendo imperfecta, ser una “Mala feminista” ya no es un estigma del que avergonzarte ni te convierte en una outsider del movimiento. El término que Roxane Gay presenta en su best seller del mismo nombre, y con el que ella misma se autodefine, abre las puertas del feminismo a todas esas mujeres que tampoco se sienten a la altura en lo que a ser una “auténtica” feminista implica.

Mujeres, no obstante, que aún no habiendo leído a referentes del feminismo moderno como Germaine Greer, Judith Butler o Gloria Steinem son conscientes de las desventajas que el sistema patriarcal les impone y luchan, dentro de sus posibilidades, por una mayor igualdad y no por ello deberían ser tildadas de menos feministas. Porque, como decía Moran en Como ser una mujer: “Si tienes vagina y quieres tener el control sobre ella, entonces eres feminista”. Así de sencillo. Que se lo pregunten si no a la revulsiva Virginie Despentes, autora del manifesto Teoría King Kong, que defiende a capa y espada el empoderamiento femenino que representan mujeres como Beyoncé a pesar de la inconsistencia que su discurso pueda albergar. Tener contradicciones no debería ser incompatible con tener convicciones; el objetivo no es ser la feminista perfecta, es suficiente con serlo.

Cada año feministas de pro, feministas old school y “malas feministas”, escriben sobre la situación de la mujer en nuestro tiempo con un objetivo común: identificar los progresos conseguidos y denunciar lo que todavía no funciona, dándonos a las lectoras (y lectores) las semillas de ideas a desarrollar y argumentos que compartir o rebatir. Porque si de algo va el feminismo es de un bien común del que todos nos beneficiamos (mujeres y hombres) y por el que deberíamos juntar cabezas, parafraseando a la filósofa Marina Garcés, “se trata de hablar con y no sobre”. Aquí os dejo mis cinco libros feministas imprescindibles de esta temporada. Que empiece el diálogo.

Mala feminista. Roxane Gay (Capitán Swing Libros)
¿Es incompatible querer ser independiente y a la vez ansiar que cuiden de ti, que te gusta la música rap pero te revuelva por dentro lo machista de algunas de sus letras? Esto entre otras muchas aparentes contradicciones es lo que le pasa a Roxane Gay, el nuevo icono feminista de EEUU. Divertido, honesto y sensible, Mala feminista abre las puertas a la autocrítica y la visión del la imperfección como un valor no necesariamente negativo.

Cómo ser mujer. Caitlin Moran (Editorial Anagrama)
Cañera como ninguna, Caitlin Moran no deja puntada con hilo en el que probablemente sea uno de los libros feministas más divertidos de la última década (puede que incluso de todos los tiempos). Si bien en la traducción se pierda parte del sarcasmo británico y algunas de las referencias culturales, el libro tiene tanto que aportar y decir que no importa. En Cómo ser una mujer hay lugar para grandes cuestiones del feminismo como trabajo, sexualidad y maternidad, como para cuestiones más triviales (¿o no?) del día a día. Todo contado con tremenda agudeza y mucho sentido del humor con un sinfín de anécdotas personales y referencias a la cultura pop.

Solterona. Kate Bolick (Malpaso Ediciones)

Estar soltera a los 30 o a los 40, o en definitiva cualquier edad a partir de esa fecha voluble que la sociedad marca como “fin de la etapa casadera de una mujer”, no debería tener connotaciones negativas, y sin embargo las tiene. Kate Bolick analiza en Solterona las implicaciones de elegir no casarse voluntariamente, desde su propia experiencia y los pasos de otras escritoras anteriores a ella (Edna St. Vincent Millay, Maeve Brennan…), a las que se refiere como sus “despertadoras”. Escrito con mucha rigurosidad, Solterona es un libro ambicioso e inspirador.

Mi vida en la carretera. Gloria Steinem (Editorial Alpha Decay)

Desde su peculiar y fascinante autobiografía, Gloria Steinem recorre y reflexiona sobre los aspectos más importantes del feminismo moderno. Mi vida en la carretera dibuja un mapa emocional de los viajes de la pequeña Gloria con su familia nómada y su impacto en su itinerante vida adulta como activista por los derechos de las mujeres por la India y todo Estados Unidos. Un libro de empoderamiento femenino para mujeres independientes con ganas de dibujar un camino propio.

Los hombres me explican cosas. Rebecca Solnit (Capitán Swing Libros)
La arrogancia masculina queda expuesta y en pelotas bajo la mordaz mirada de Rebeca Solnit. A partir de una experiencia en la que un hombre desconocido se le puso a hablar con cierta condescendencia de un libro que ella misma había escrito, y desde lo irónico y ridículo de la situación, en Los hombres me explican cosas, Solnit analiza con humor e inteligencia la amenaza de este fenómeno postmoderno que ella denomina “mansplaning” man (hombre) y explaining (explica), un término que forma parte del vocabulario feminista contemporáneo y que abre puertas a temas más graves como la violencia de género y la desigualdad entre sexos.

Autora del artículo: Por Lola J.C Elkin