Colección Especiales

Ah Puch está aquí

y otros textos

William S. Burroughs

Ilustraciones de Robert F. Gale Traducción de Lluïsa Moreno

En 1970 William Burroughs y el artista Malcolm McNeill comenzaron un pequeño proyecto conjunto, un cómic titulado The Unspeakable Mr. Hart, que se publicó en Cyclops, la primera revista inglesa de cómics para adultos. Poco después, los autores decidieron colaborar en una meditación más extensa sobre el tiempo, el poder, el control y la corrupción inspirada en los códices mayas y concretamente en Ah Puch, el dios maya de la muerte. Ah Puch está aquí incluía a su personaje Mr. Hart, pero se alejaría del modelo de cómic convencional para explorar diferentes yuxtaposiciones de imágenes y palabras. El objetivo era crear una obra que no cayera ni en la categoría de libro ilustrado convencional ni en la de cómic, un libro sin precedentes en aquella época, que ningún editor quiso arriesgarse a publicar con el particular formato propuesto por Burroughs y McNeill.

La presente edición incluye la edición original sin los dibujos de McNeill y otros dos relatos: La revolución electrónica, donde el autor reflexiona acerca del uso de las videocámaras como instrumento de control social; y El libro de las respiraciooones, un texto conceptual ilustrado en forma de semicómic.

Ficha técnica

ISBN: 978-84-940279-1-8 PVP: 18,5 € 192 páginas Tamaño: 13x21 cm Encuad: Rústica con solapas Portada en alta calidad

William S. Burroughs

Saint Louis, 1914 - Kansas, 1997

Nacido en el seno de una familia adinerada, Burroughs creció rodeado por el lujo. Tras estudiar literatura inglesa, medicina y antropología, y permanecer durante algún tiempo en el Ejército, se mudó a Nueva York, donde desarrolló una fuerte adicción a la heroína que se prolongó durante más de quince años. En su periodo como drogadicto, Burroughs residió en Texas, Nueva Orleans, Tán...

Leer más »

En la prensa

El acuerdo maya Notodo.com » 29.10.2012 Ah Puch está aquí Anika entre libros » 10.09.2012 Se acaba el tiempo ABC Cultural » 21.07.2012
«El lenguaje es un virus, nada es verdad, todo está permitido para William» The Guardian