Arundhati Roy

Shillong (India), 1961

Además de ser la autora del famoso libro «El dios de las pequeñas cosas» y estar a la cabeza de la narrativa india contemporánea, Arundhati Roy es una mujer comprometida en la lucha contra las grandes injusticias, sobre todo las que ocurren en su país. Su lucha es heterogénea, abarcando desde la oposición al sistema de castas de la India hasta el rechazo a la política imperialista de Estados Unidos, pasando por el activismo contra la marginación de la mujer y de los homosexuales. Considera a Nelson Mandela, Gandhi y Martin Luther King como sus tres maestros, y opina que son los precursores de la no violencia en el siglo XX. Es a ellos a los que cita en muchas de sus intervenciones y movilizaciones, como en el movimiento en contra de la construcción de la gran presa Narmada, la cual ha provocado la inundación de una gran extensión de terreno que ha hecho perder su hogar a miles de ciudadanos indios.

A pesar de la fuerza que está adquiriendo, Arundhati no quiere ser famosa ni quiere convertirse en un icono de la antiglobalización como le han descrito en ciertos medios. En 2004 ganó el premio Sydney de la Paz por su trabajo en campañas sociales y su apoyo al pacifismo. En 2005 participó en el Tribunal Mundial sobre Iraq.